jueves, 1 de abril de 2010

palomitas dulces.

-Nos quedan solo cinco euros.
-¿Para qué?
-Para cenar y volver.
-No volvamos...
-Vale ¿y la cena?
-Manzanas de caramelo y palomitas.
-Si voy a emplear lo poco que me queda en eso, necesito saber los porques.
-Para  poder quedarme pegada a ti y tener sed. Llevo pensandolo días, ese es el único motivo que se me ocurría para besarte sin razón.
-¿Necesitas motivos?
-Necesito no sentirme tonta cada vez que pienso en tu boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario